El Sabor Artesanal de la Cerveza

Las marcas Santo Coraje y Premio llegaron al mercado cervecero para quedarse, gracias a su incomparable sabor y calidad. A través de ellas, sus creadores buscan promover una cultura del consumo de esta bebida artesanal entre los salvadoreños.

Amar a El Salvador, creer en su gente, tener ideas innovadoras y producir cerveza artesanal, siguiendo los más estrictos estándares alemanes, son algunas de las características que comparten los creadores de Santo Coraje y Premio, marcas disponibles en el mercado para el deleite de los consumidores.

 

La primera fue idea de Cecilia Cruz Palma, una simpática joven emprendedora, quien enamorada de la cultura cervecera alemana al graduarse de Ingeniero en Biotecnología y trabajar en el Centro de Inmunología e Investigaciones Charité de Berlín, Alemania, optó por especializarse como Maestra Cervecera. En la actualidad, es la única salvadoreña y centroamericana que posee este título universitario.

 Ceci, como le llaman de cariño, explicó que fue en el transcurso de la carrera cuando decidió que al terminar regresaría al país para montar una planta de producción de cerveza artesanal; en un principio, mientras creaba sus propias fórmulas inspiradas en las tradiciones alemanas y adaptadas al paladar salvadoreño, aprovechó para empaparse de todos los conocimientos administrativos que requiere un negocio de este tipo.

 Poco tiempo después, en septiembre de 2015 comenzó a producir sus recetas teniendo como punto de partida la Ley de Pureza Alemana, que indica que sólo se pueden usar cuatro ingredientes base (malta, lúpulo, agua y levadura). Esta normativa data de 1,516 y a la fecha se sigue utilizando en Alemania, detalló.

 Durante el lanzamiento de la marca Santo Coraje, que destaca los valores que la caracterizan pues considera que una cosa no se hace sin coraje, pasión y entrega, presentó una línea de cinco cervezas categoría Premium. La Classic Pils, Premium Lager, Dunkel, Radler y Weizen son bebidas balanceadas y naturales, cada una con su propio estilo definido por el sabor, aroma, color y espuma.

 Hoy en día cuenta con una lista de más de 20 variedades en presentación draft, nueve están disponibles de manera permanente y el resto lo elabora por pedido para ocasiones especiales o en determinada época del año. La experta añadió que sus productos los distribuye en barriles porque considera que así la cerveza se transporta mejor, está más protegida y se conserva como recién hecha.

 La maestra cervecera añadió que una de sus principales metas es promover una cultura del consumo de la cerveza, tal y como existe en otros países. “No me interesa poner borracha a la gente, eso es parte de porque la cerveza tiene alcohol. Lo que me interesa es que la gente conozca lo que esta tomando y lo disfrute. Además, que sepa que hay una gran variedad de cervezas y que todos pueden encontrar una que se adapte a su gusto”, dijo.

 Para ello, junto a su equipo de trabajo instruyen a dueños y empleados de negocios sobre las características de las diferentes cervezas que distribuyen para que a su vez estos las compartan con los clientes; de igual manera, lo hacen con el público durante los eventos en los que participan. La mayor parte de su publicidad la llevan a cabo sus clientes de boca en boca, porque todo el que la prueba una Santo Coraje queda encantado con su excelente calidad.

 Ceci detalló que la marca Santo Coraje está disponible en 17 puntos de venta y que en un futuro planean expandirse y tener un espacio propio donde la gente acuda para disfrutar de todas las variedades, tanto las permanentes como las de temporada.

 

Entre sus creaciones más peculiares están las que incluyen cáscara de limón, rosa de jamaíca o maracuya. En la actualidad trabaja en una variedad a base de granos de café.

 

“Una cerveza bien hecha”

 En 2015 también surgió la empresa salvadoreña Sivar Brewing Company (SBC), creada por un grupo de jóvenes empresarios que además de su amistad comparten su afición por esta bebida

Sergio Rodríguez Ávila, gerente general de SBC, afirmó que como emprendedores decidieron asumir el riesgo de llevar a cabo el proyecto luego de hacer un análisis del mercado cervecero y percatarse que el rubro de la cerveza artesanal era un nicho con mucho futuro.

 Fue así como dos años después, de la mano del maestro cervecero Carlos Roca Molina y bajo el slogan “Una cerveza bien hecha”, lanzaron al mercado su primera cerveza marca Premio, que en poco tiempo se posicionó como una de las favoritas entre muchos de los consumidores locales.

 “Cuando una cerveza está bien hecha, se nota. Nuestra cerveza Premio, como producto y marca, busca hacer honor a esa promesa, pues premia los sentidos. Es auténtica, tiene carácter, es cerveza artesanal y además, nuestro mensaje incentiva a ser una mejor persona cada día, a apostarle al país y a la región”, añadió.

Para llegar a la fórmula que los consumidores disfrutan hoy en día realizaron 22 pruebas, pues buscaban ofrecer lo mejor a todos los que a diario se esfuerzan por hacer de éste un gran país. “Creemos que nuestro país sería un mejor lugar si todos hicieran lo que hacen como nosotros hacemos nuestra cerveza”, dijo.

 Es así que gracias a sus óptimos resultados ya lanzaron al mercado  una segunda versión de cerveza Premio, denominada Artisan Wheat Ale, de edición limitada. A diferencia de la clásica, que es como se conoce a la primera, ésta es una cerveza con etiqueta amarilla pues es de trigo y se distingue por su sabor, color y olor.

 

Las cervezas de SBC son ideales para degustarse con mariscos al ajo, carnes, chorizos españoles, pastas y paella condimentada, embutidos y carnes ahumadas, costillas, alitas de pollo y ceviches. Se distribuyen en botellas ámbar de vidrio que permiten mantener el sabor y proteger la cerveza de los rayos ultravioletas del sol, sin adjuntos ni preservantes.

 

Estas se encuentran disponibles en más de 400 puntos de venta a nivel nacional y, desde mayo pasado, en 40 puntos de venta en Guatemala, con un precio accesible porque aseguran que no se tiene que sacrificar el buen sabor y calidad, por el precio.

 Para finales de este año, la compañía espera que sus ventas se multipliquen en relación a las del año pasado puesto que incrementaron su capacidad de producción a un promedio diario de 2,500 cervezas, es decir un millón y medio anual.

 Entre sus proyectos futuros contemplan ampliar operaciones y para ello están remodelando la Craftería ubicada dentro de la empresa, un punto de venta propio donde sirven cervezas de recetas especiales que elabora el maestro cervecero; de estas solo producen una cantidad limitada y una sola vez. Cuando ya esté lista, el público podrá disfrutar de ocho variedades de cerveza y cocteles.

 Rodríguez detalló que en los próximos meses llevarán a cabo una serie de  actividades, entre ellas, el Segundo Festival de Cerveza Artesanal en coordinación con Microcerveceros Artesanales Unidos Salvadoreños (MAUS), que incluye a Santo Coraje, Cadejo y Beer Station (importador).

 “Queremos diferenciarnos por completo de los productos masivos, pues nuestra misión en recuperar la pasión por la buena cerveza”, enfatizó y agregó  que para 2019 preveen expandirse a otros países de la región y los Estados Unidos, donde hay un gran mercado . Para 2022, pretenden que Premio sea la cerveza artesanal referente de Centroamérica.

TripMagazine

TripMagazine

Suscribete a nuestro Newsletter

Recibirás un correo con las ultimas novedades de TripMagazine.travel